martes, 6 de febrero de 2007

1875 Isidora Goyenechea Gallo, (1836-1897)

La mujer más acaudalada de América. En plena juventud asumió personalmente la dirección del mineral de carbón de Lota, desde 1873 hasta 1881, para modernizar la empresa, esta visionaria dama, manda a construir la primera planta Hidroeléctrica de Chile y Sudamérica a don Thomás Alva Edison, quien por medio de una carta la felicita personalmente alabando su realización.
Viviendo en Quintero, junto a su esposo Luis Cousiño Squella, con su particular vena emprendedora, construyeron un verdadero poblado; un depósito de madera de la Compañía de Quintero, edificio para una fábrica de ladrillos, sólidas casas destinadas para el turismo en este incipiente Balneario.
También deja las bases cimentadas en la “Compañía de Quintero”, a su hijo mayor Luis Alberto Cousiño Goyenechea, para desarrollar un gran proyecto para la construcción de un puerto, un ferrocarril y un balneario, es decir, “una ciudad moderna”.
Gran filántropa, a su fallecimiento ocurrido en París en el año 1897, donde sus restos fueron trasladados a Chile, con un gran homenaje de sus trabajadores mineros, dispuso que con parte de su fortuna se construyera una iglesia en Lota y de una iglesia y hospital en Buen Retiro, este último debía esta compuesta para una gran sala de hospital para mujeres, una sala para niños y una escuela. También dispuso la construcción de dos escuelas más y un asilo para mineros inhabilitados.